Bienvenido al blog de Nuestras Fallas.


jueves, 8 de noviembre de 2012

Cuatro patas para un banco. Empresa agraviada, artista protegido, medio de comunicación amenazado, gremio de artistas y si fuera poco…



Ayer rematé una breve investigación que me parece que debéis de conocer.

Os pongo en antecedentes.
Una empresa que publica folletos, Brico Depot, se da cuenta por alguna foto publicada en la red, que se están utilizando folletos suyos para empapelar ninots.
Esta empresa amenaza al artista con denunciarlo. El Gremio se mete por el medio y trata de intermediar. No sabemos porque razón (o si que la sabemos pero tengo que decir que no la sé) el Gremio protege de una forma muy interesada al artista (luego me dirán que es su obligación, pero si hubiera sido otro artista no sé si hubieran actuado igual, me queda la duda) y habla con Brico Depot.

Por el medio me cuentan (esto no lo tengo contrastado por eso no voy a decir nombres) que desde el Ayuntamiento de Valencia “alguien” (aquí también tengo que decir que no sé quien es, aunque si que lo sepa)  intermedia en el tema para que el nombre del artista no salga publicado, mas que nada, por las fallas que hace.

Se le promete a Brico Depot que “no volverá a pasar”.

Y con tanto interés se olvidan que las redes sociales existen. Entonces una web publica la foto con lo que se ve el ninot que está empapelado y los que saben un poco de fallas reconocen el ninot, saben el artista y saben la falla. Todo destapado.

Al Gremio y a “la persona del Ayuntamiento” se le va de las manos el tema.

¿Solución? Llamada a un responsable de la web desde los servicios jurídicos del Gremio amenazando con denunciarlo si no retira la foto (presuntameeeeenteeee, vale) Viva la libertad de expresión.

Total, entre todos la mataron y ella sola se murió. Es decir, todos sabemos el artista, la falla, la persona, el talante de cierta gente (aunque este talante ya nos era conocido) Todo el ámbito de artistas habla del tema pero públicamente nadie lo dice. Bueno, pues yo tampoco.

Asunto cerrado. (Digo yo). Pero yo no soy tonto (¡ah perdón! Que este eslogan es de otra firma que no ha abierto la boca aunque sus papeles también salieran en prensa con un ninot de fondo de un artista “relevante”)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada