Bienvenido al blog de Nuestras Fallas.


martes, 6 de agosto de 2013

Normas, ¿qué normas? (preseleccionadas y cortes de honor)

 
Recuerdo que en los años 70 Supertramp nos obsequiaba con aquel inolvidable tema llamad ‘Crisis, what crisis?’
Pues esto es lo mismo. Preselección, elección de cortes de honor, elección de fallera mayor: ¿Normas? ¿Para qué?

Y ese “para qué” es el verdadero caballo de batalla.

Félix Crespo: “No seré yo quien ponga normas para la elección de las cortes para no eliminar la posibilidad de que ninguna candidata se vea fuera antes de empezar la elección” (Fin de la cita)

Pero ni Félix, ni Alfonso, ni Paco… Ningún presidente ha hecho nada. Pero, ¿había que hacer algo? ¿Si o no?

¿Qué se busca en las cortes de honor y en las falleras mayores de Valencia?

Nadie lo sabe, nadie lo dice, pero todos opinan.
“No es un concurso de belleza” Pero si sacan una ‘poco agraciada’ críticas.
“No se debe de sacar solo gente con dinero” Pero como una fallera mayor de Valencia ‘no llegue’ y le tengan que ‘ayudar’ críticas.
“No hay ninguna norma” Pero todo el mundo piensa que la suya era la mejor en lugar de ‘la que han sacado’.

A ver, pongamos orden.
Si no hay normas ¿Cómo se puede criticar que hayan sacado a tal o cual chica?
Si no hay normas ¿Cómo podemos pensar que ha habido tongo porque se han dejado fuera una más guapa?
Si no hay normas ¿Cómo se dice que han salido las que todos esperábamos?
Si no hay normas ¿Quiénes somos nosotros para valorar el gusto de un jurado?
Si no hay normas ¿Por qué pensamos que esta y esta otra chica ya están en la corte? (Que levante la mano el que no vea ya dentro de las cortes algunas de las preseleccionadas, por una razón o por otra)
Si no hay normas ¿Por qué todos damos nuestra opinión en lugar de respetar a los jurados?

Pero claro, ¿puede que esta situación de no haber normas encubra otras cosas y la crítica sea una vía de escape contra la impotencia de no poder protestar porque ‘no hay normas’?
 Al no haber normas, un vicepresidente o miembro de Junta podría formar parte de un jurado y decir desde el primer día que la fallera mayor o infantil de Valencia es fulanita porque podría pensar que es la que mas la gusta a la alcaldesa. Entonces podría empeñarse en tal o cual chica o niña y nadie le podría discutir porque ‘no hay normas’ pero como ‘no hay normas’ nadie le podría  reprochar a los otros miembros del jurado que no sacase a la ‘favorita’ de la alcaldesa y todos la tendríamos que aceptar.
Al no haber normas un jurado de preselección podría sacar a una candidata porque fuese muy amiga del presidente de una falla y que la sacase cuando nadie lo esperaba. Pero, si nadie lo esperaba… ¿por qué nadie lo esperaba? Si ‘no hay normas’. Nadie le podría  reprochar a esta persona del jurado aunque fuera amiga del presidente de la falla porque ‘no hay normas’
Al no haber normas, un jurado podría sacar a cualquiera de las candidatas porque alguna compañera de su corte es fallera de una falla del sector que juzga y sacar a una chica o una niña porque no habría ningún problema ya que ‘no hay normas’.
Al no haber normas, aunque desde Junta se quitase alguna elegida para poner alguna enchufada en las listas de las cortes nadie podría decir nada porque todas las candidatas son válidas puesto que ‘no hay normas?

Podrías seguir con ejemplos hipotéticos como todos los que he puesto pero que todos sabemos que esto no ocurre.

Aunque como ‘no hay normas’ todo está bien y una vez elegidas nuestras reinas…

¡VIVAN LAS FALLERAS MAYORES DE VALENCIA Y SUS CORTES!


Todas, pero todas, son válidas porque ‘no hay normas’ ¿Verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada