Bienvenido al blog de Nuestras Fallas.


domingo, 22 de marzo de 2015

El codiciado balcón.

¿Que tendrá el codiciado balcón del Ayuntamiento de Valencia que todos quieren ir a una mascletá?

Glamour, sensaciones, visitas ilustres, falleras mayores de Valencia y sus cortes... y tantas otras cosas.

Tras 10 años en el balcón, retransmitiendo las mascletás en directo desde allí, os podría contar muchas cosas. Pero poco ha variado desde aquel primer día en el que un humilde empleado de la Mega Radio con el micrófono en ristre se adentraba en aquella jungla humana para llevar a los oyentes lo que allí sucedía.
Era un 1 de marzo del año 2006. Lucía, Nuria y sus cortes hacían aparición en aquel balcón con un dato que me extrañó: la corte de Lucia Gil solo tenía 11 chicas...

Anécdotas aparte, veo como el ritual se repite marzo tras marzo. Comienza Peñarroja, juntas locales representadas, famosos que viven su primera mascletá y alucinan con ella, jugadores del Valencia Basket, Levante UD y Valencia CF acompañados por su corte de informadores deportivos, políticos nacionales con la aparición de medios de comunicación nacionales que no nos hacen ni caso durante las fallas pero que cuando vienen estos se quieren hacer los dueños del balcón, falleras mayores de otros años, cuadros de honor de fallas de Valencia o pueblos que han conseguido contacto para poder subir, asociaciones reivindicativas de algo invitadas por políticos de la oposición, mis y mister Valencia, casa regionales (a veces son las mismas que otra años), amigos, amigos, amigos, amigos, amigos... y mas amigos de concejales de todos los colores gobernantes...

En fin, una multitud humana con la que año tras año tenemos que convivir durante 19 días de marzo entre las 13:00 y las 15:00 horas.

Pero los verdaderos protagonistas de la fiesta poco podemos hacer para acceder al balcón, las fallaras mayores y presidentes de las fallas de Valencia.

Algunos alcaldes como el de Chirivella acompaña en tres días distintos a los cuadros de honor de dos fallas cada día cubriendo así las seis fallas de su pueblo.

Pero el resto de fallas no tienen garantizada su asistencia al balcón salvo que se tenga un contacto dentro del Ayuntamiento.

Los números que nos dejó Moisés Domínguez en el extra del Levante EMV deja las cosas muy claras:

Moisés contó el año pasado hasta 375 personas en el balcón.
Si durante los 16 días de marzo (los otros tres ya estamos metidos en fallas) se invitara a las 385 fallas de Valencia con sus cuatro componentes del cuadro de honor, resulta que cada día se podrían invitar a 24 fallas, por cuatro componentes dan un total de 96 FALLEROS QUE ORGANIZAN LA FIESTA Y PAGAN CON SUS CUOTAS LAS FALLAS que cada día subirían a SU BALCÓN y aún quedarían 279 "plazas libres".

Ser fallera mayor de una comisión tendría un premio añadido sin esperar a que tu presidente o un fallero tuviera o buscara enchufe para que puedas subir.

¿Se atreverá el gobierno municipal entrante a poner en marcha esta medida popular en las fallas del año que viene?

Y lo de las juntas locales me parece muy bien. Son falleros y a Valencia la tienen como "la madre fallera" donde se miran cual espejo para poder seguir disfrutando de las fallas de su pueblo. No hay falleros de cualquier pueblo de nuestra querida provincia que no visite el Cap i Casal antes y durante las fallas, y estos si que se dejan dinero en Valencia, mucho mas que los guiris que vienen solo a la fiesta y emborracharse.
Los falleros de pueblos consumen hostelería, transporte público, indumentaria valenciana (mucha mas de lo que nos pensamos) y otros servicios de Valencia mucho mayor que los que vienen de fuera. Estoy seguro que si se cuantificara esto, los que critican a los pueblos tendrían que callar porque no tienen razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada