Bienvenido al blog de Nuestras Fallas.


viernes, 24 de abril de 2015

¿El despertar del gigante?

Me dijo hace tiempo un amigo que "el día que se despierte el gigante de las fallas, Valencia temblará", fue José Manuel Herrera, ex presidente de la agrupación de El Marítimo.

Pero para eso hacía falta algunos componentes que por entonces se veían casi utópicos. La unión de todas las agrupaciones, un grupo de trabajo entregado, una voluntad popular y creerse que de verdad somos grandes.

Tras unos años de titubeos y de verdadero peligro de desaparecer, la Interagrupación ha revivido de una forma progresiva pero intensa.

Primero, tras la creación de la UACC fallida desde el inicio por la marcha atrás de varias agrupaciones que parecía que en principio iban a entrar pero que luego reconsideraron su decisión que provocó que el intento se quedara a medias, vimos la verdadera posibilidad de desaparición.
Después con la entrada de Antonio Sánchez a quien las fallas tendremos que reconocer y agradecer su extraordinaria aportación sabiendo trabajar para unir a todas las agrupaciones, pasó a una posición mucho mas seria.
Y ahora la nueva cúpula recién entrada que a las primeras de cambio hace una declaración de intenciones tan claras que no deja lugar a dudas.

Un proceso que quedará para la historia de las fallas y que quiero dejar reflejado aquí para que el paso del tiempo no borre esta "memoria histórica".

El primer comunicado, contundente, claro, conciso y lleno de sentimiento fallero, ha despertado ilusión en el ámbito fallero y ha sido aplaudido fervientemente.

Pero mas allá de esta reacción interna, estamos esperando reacciones externas. La primera de la propia Federación de Hosteleria, después de un campo importantísimo, la política, también de la Junta Central Fallera y de algunos delegados de sector claramente contrarios a que las agrupaciones tengan un poder "equilibrante" ante el oficialismo.
Pero esto es a corto, muy corto plazo. Pues vemos que los hosteleros han sido las primeras víctimas del despertar.
Pero a largo plazo pueden surgir otras reacciones que aún no podemos adivinar.

La ilusión generada en los falleros es, bajo mi punto de vista, gracias a que este comunicado, el primero de esta nueva Inteagrupación, viene a decir lo que casi todos pensamos y estábamos esperando: que alguien dijera con un poder suficiente lo que sentimos para poder hacerse oír fuera de la fiesta.

Esperamos que esto sea el principio de un trabajo para cambiar todas esas cosas de las que llevamos mucho tiempo quejándonos y que nadie cogía el estandarte para defendernos de continuos ataques, normativas excesivas, represiones, ninguneos políticos, imágenes falsas de la fiesta y un largo etcétera de temas muy molestos con las fallas que eran constantemente comentados por los corrillos falleros y que ahora tienen un punto de referencia cercano, claro y con ganas de trabajar que acoge todas las quejas.

Esta ilusión genera varias preguntas que el tiempo se encargará de responder:

- ¿Podrán seguir con esta fuerza inicial?
- ¿Dejarán ciertos "grupos de opinión" que sigan creciendo?
- ¿Intentará alguien torpedear esta trayectoria?
- ¿La prensa "no fallera" seguirá con interés este despertar?
- ¿Entenderán los falleros el esfuerzo que esto va a suponer para la directiva y el propio presidente?
- ¿La nueva JCF apoyará esta fuerza? ¿o la verá como una "oposición"?
- ¿Cómo reaccionarán algunos delegados de Junta reacios a que las agrupaciones tengan protagonismo cuando vean que se convierten en una realidad sus intenciones?

Estas son algunas de las preguntas que a bote pronto me salen. Sin duda hay muchas que irán surgiendo a la par que otras se irán respondiendo.

El apoyo del mundo fallero y de los medios de comunicación falleros es casi unánime a este despertar. Hacia falta, esa es la sensación. Y creemos firmemente que este el camino para que las fallas mejoren, sean respetadas y ocupen su verdadero lugar en la sociedad valenciana.

Yo lo digo y cada vez estoy mas convencido. Las agrupaciones tienen que desarrollar una labor que los delegados de Junta nunca podrán hacer pues forman parte del sistema y se encuentran "entre dos aguas" como se ha visto en alguna ocasión.
La función de los delegados de sector es básica, muy importante y siempre la reconoceremos. Pero no es la de reivindicar nada.

Y esta labor, conjuntada y bien dirigida es la que debe de dar la fuerza que se necesita en las fallas.

Muchas ilusiones que alimentan deseos de mejoras internas como anular la sensación de enchufismo en la elección de las cortes, mas justicia en los premios de fallas o mejor organización para que de verdad las fallas sean "lo que los falleros quieran", y no sea una frase muy recurrente para los políticos pero que luego no es cierto.

Las mejoras externas han sido nombradas algunas de ellas en las primeras líneas y que se resumen en un mayor respeto y reconocimiento del mundo no fallero.

Os invito a que sigáis la actualidad que día a día pueda verse porque puede que estemos viviendo un punto de inflexión vital tras la constante caída de la imagen de las fallas y el estado de ánimo decreciente de los falleros.
Quiero llamar la atención sobre estos hechos pues pueden ser una semilla de algo que conforma vaya creciendo puede ser muy bueno y beneficioso para Valencia en general. Y así pediremos a los nuevo políticos que nos vendan, pues es la verdad.

Y para que la semilla germine sana, hay que cortar de raíz las malas hierbas, que, como en todos los ámbitos de la vida, la hay.

El despertar creo que se ha producido. Ojalá sea así por el bien de todos, si TODOS, partidarios y detractores de este despertar.

La profecía de José Manuel está viendo la luz.
Esperemos que sea apoyada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada