Bienvenido al blog de Nuestras Fallas.


miércoles, 11 de noviembre de 2015

El principio de una bonita amistad.



Si echamos la vista atrás, vemos como en la asamblea de septiembre se produjo un hecho que seguro que recordáis muchos, cuando el presidente de la Interagrupación se guardó las hojas de la protesta de todos los presidentes contra la decisión unilateral por parte de Pere Fuset de reducir la subvención de las luces para colocarlas en otras partidas.

El malestar de los presidentes fue patente pero el resultado se ve mes y medio después.
El presidente de JCF se vio venir la tormenta y propuso al presidente de la Inter negociar temas en conjunto a cambio de no sacar lo que hubiera sido una tempestad política en la segunda aparición en asamblea de Pere Fuset, por cierto la última (de momento) en el Hemiciclo.

Jesús entendió que era una buena apuesta y con la premura del tiempo y el riesgo que corría de poder perjudicar su imagen, decidió no sacar la protesta.

Ahora se ve el resultado. La unión de las fuerzas vivas de las fallas en las que vemos unidos en la toma de decisiones a la Interagrupación (impulsora de esta iniciativa), delegados de sector, Federación de Fallas de Especial, Federación de Fallas de Primera A, Federación de Fallas con Especial Ingenio y Gracia y el propio Pere Fuset a quien en algunas de las reuniones previas le han representado su asesor y dos presidentes de falla como son Ramón (Pedro Cabanes-Juan XXIII) y Moisés (Poeta Alberola-Totana).

Visto el resultado y viendo que el Ayuntamiento lo ha vendido como "la Comisión de Trabajo de Subvenciones para las Fallas" espero que no sea esta la única comisión y que a partir de ahora cualquier tema delicado que se tenga que tratar con las fallas, se haga con esta comisión y pase a llamarse comisión permanente.

No es ni mas ni menos que el resultado del trabajo que se pedía para que el presidente no tomara sus decisiones unilateralmente y si que se hiciera con el consenso de todas las partes afectadas.

Acertada la unión y gratificante la foto en la que se ve la unión de las fuerzas vivas de las fallas en defensa de sus intereses.

Esto no lo veo como victoria de nadie, mas bien como normalización de una situación que empezaba a ser incómoda para todo pues la crispación iba en aumento por decisiones unilaterales del propio presidente, incluso algunas veces no entendidas por sus propios asesores.

Bienvenido este nuevo escenario fallero y espero que sea el principio de una bonita amistad.

Ahora solo espero que los presidentes que dijisteis lo que dijisteis de Jesús Hernández en la Asamblea de septiembre entendáis el por qué de aquella decisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada