Bienvenido al blog de Nuestras Fallas.


domingo, 16 de octubre de 2016

YA TENEMOS FALLERAS MAYORES.



Si, ya tenemos falleras mayores.
Pero analicemos un poco el proceso. ¿Vale?

Se iniciaba un 1 de julio con una noche de preselecciones y finalizaba el 10 de octubre con dos llamadas a dos falleras.
Un proceso largo como supongo habrá pocos en el mundo.
Hasta ahí de acuerdo.
Pero volvamos al principio otra vez.
(¡Ah! Y recordemos en todo momento que no hay normas. Por lo que todo lo que decidan los jurados es totalmente válido e indiscutible).

PRESELECCIONES.

Hay algo que siempre me ha llamado la atención. Las preselecciones son por sectores.
Hay 26 sectores.
Cada sector decide que "tipo de jurado" quiere.
Si, porque hay varios tipos. Recordemos:
1. Presidentes o personas delegadas.
2. Jurado puesto por JCF.
3. Jurado decidido por los delegados de sector.
4. Jurado propuesto por las fallas de los cuales luego se sortean los que puntúan.
Este apartado se subdivide en dos tipos, los que son falleros de las fallas que componen el sector, como Benimamet-Burjassot-Beniferri, o los que da igual si son o no falleros de las fallas que puntúan con la peculiaridad de que son dos sectores en los cuales uno puntúa al otro, Benicalap-Campanar.

Veamos.
El 1.
Son los presidentes que se encargan de elegir a las candidatas a la Fonteta a través de su propio criterio pues han convivido con las candidatas y las conocen.
A favor: saben mas o menos de que pie cojea cada una.
En contra: Pueden haber candidatas que no son fallera mayor y no las pueden conocer igual. Puede generarse un "exceso de cariño" durante el año por parte de las FFMM para llamar la atención de sus presidentes.

El 2.
El mas discutido sin duda. El que menos gusta pero el que mas se utiliza.
Detalles:
Cinco personass que "su discreción" se les supone y parece que no conocen a ninguna candidata y tienen sobre hora y media una tarde de julio con casi 40 grados a las sombra y noches bochornosas para elegir a tres chicas y tres niñas entre una treintena aproximadamente de candidatas en base a unos minutos de entrevista personal y verlas desfilar.
Se me antoja de lo mas frágil para saber si la que eligen puede optar a mas.
Aunque... ¡claro! no hay normas. Esto provoca que la que salga no tiene garantizada que sea la mejor... aunque... ¿Como se puede decir que es la mejor si no hay normas? (¡que lio)
A favor: pueden estar "vìrgenes" de prejuicios.
En contra: Es dificil saber los puntos oscuros de las candidatas y se tienen que dejar llevar en buena medida por la belleza, y poco mas.

El 3.
Este tipo solo se utiliza en un sector y siempre genera polémica... pero siempre se decide repetir.
Es algo de las cosas que todos los años me llama la atención.
Los delegados de sector eligen al jurado y con ello se comprometen a asistir a las pruebas previas que realizan para verlas en distintas situaciones.
A favor: Las pruebas previas permiten tener mayor conocimiento de las candidatas.
En contra: Siempre surgen voces desconfiadas que piensan que los delegados de sector puede arrimar el ascua a su sardina, es decir, a su falla.

El 4.
Como he dicho se subdivide en dos partes y el fondo es el mismo, varía la forma.
En un sector, se presentan un candidato a jurado por falla, en total 19, y se sortean quien de los 19 forma parte del jurado infantil (5) y quien del mayor (otros 5). Los 9 restantes quedan fuera.
A favor: La suerte de quien puede ser jurado puede contar. Se eliminan la mayor y la menor puntuación para tratar de evitar amiguismos o manias. Que de todo hay en los sectores.
En contra: Las cuitas entre diferentes personas del sector pueden generar situaciones extrañas como la de este año donde un sorteo deparó que la última elegida de las mayores fuera decidida por la puntuación de una persona del jurado puntuó menos a la candidata de su propia falla que a la de otra que fue la que salió para evitar que la puntuación a su propia candidata fuera excluida por ser  la mayor.

Y en el otro sistema, para mi el mas completo y "legal", donde varias personas asisten como jurado a un total de cuatro pruebas puntuables donde una de ellas es el propio ensayo y la otra el desfile de la noche de la preselecciòn. Pero no cuentan todos, también se sortean quienes son los que al final hacen contar su puntuación. (Esto explicado de forma rápida para que lo entendáis).
A favor: Las puntuaciones previas son recogidas por los delegados de sector y es complicado el enchufismo pues no se saben que puntuaciones contarán.
En contra: La "legalidad" de la elección puede no coincidir con "la realidad" de la elección en La Fonteta por ser "demasiado límpia". Aún así, para mi es dificil encontrarle factores en contra. Si os dais cuenta, es el único sistema que las contras están fuera del propio proceso.

CONCLUSIÓN:

Visto lo visto creo que urge ya una adecuación para intentar conseguir una elección "límpia" para evitar sensaciones de enchufismo.

El problema parte de los propios sectores que suelen ser quienes se quejan de enchufes cuando luego no se quiere ver donde está el problema de verdad.

¡Claro! Eso si se quiere. Que es la duda que me queda.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada