Bienvenido al blog de Nuestras Fallas.


sábado, 16 de julio de 2011

"La presa número 9"

Recordando la canción repetidamente versionada “El preso número 9” cantada entre otros por Joan Baez y Nelson Ned (gran cantante con acondroplasia), esta noche una chica que llevaba el número 9 en la preselección de Mislata recordará con amargura toda su vida el desencanto y desilusión que le provocó llevar ese número colgado de su traje de fallera/valenciana o valenciana/fallera, da igual.

No solo lo recordará ella, también su familia y su falla que gritó al oir ese número por boca de Carmen Monzonís cuando inició la lectura de las elegidas mayores.

Lo normal es que se le hubiera dado el micrófono a Carmen y el papel para que leyera. En todos los sectores se ha hecho así y ella nunca se ha equivocado. Pero el presentador optó por igualar en protagonismo a la FMIV y quedarse junta a ella, cosa poco normal y, como se demostró, contraproducente.

Con los nervios y el mareo al que fue sometida Carmen, después de leer las candidatas infantiles que tenían el número 9 y el número 4, llegó el momento de las mayores. No sabemos si fue el presentador o ella, pero la cosa está en que la niña comenzó a leer el veredicto de los mayores pero con una confusión involuntaria pero dolorosa: volvió a repetir: “ha sido elegida la candidata con el número 9”. ¡Claro! La alegría de la chica, de su falla y de sus amigos hizo lanzar gritos al aire. Pero tan solo habían transcurrido dos segundos, el presentador rectificó: ¡Perdón, perdón, perdón! La hoja era de las infantiles. Entonces Carmen leyó las que si estaban en la lista: la número 7 y la número 11.

¿Os imagináis la desilusión y el desencanto de la número 9 y de su entorno?

Dicen que cuando está inminente el momento de la muerte, tu vida pasa por la mente en un segundo. Igual que el segundo que le duró la alegría a la número 9 de las mayores. Por un momento elegida. Por un momento preseleccionada. Por un momento tocó el cielo fallero.
¡Pero no! No era ella. El destino le tenía preparado un momento amargo que recordará toda su vida.

No sé quien es la chica. Pero me da igual.
No fue voluntario.
Imagino que el presentador estará también dolido. Estoy seguro que su intención era la mejor.
Esto no es agradable para nadie y no quiero cargar contra él.
Pero sucedió y era fácilmente evitable.

Por una parte dejar que las cosas funcionaran como siempre.
Por otra, que Carmen no diga los números y diga solo los nombres y fallas.
Esto ya le pasó a Inmaculada Escudero, fue algo parecido cuando era ella la que leía, allá por el 2007 creo recordar que el sector Malvarrosa-Cabanyal-Beteró.
Al día siguiente Inma no dijo el número, solo el nombre.

Saludos,  candidata número 9 mayor de Mislata. ¡Y ánimo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada