Bienvenido al blog de Nuestras Fallas.


domingo, 4 de septiembre de 2011

Con las pilas (mentales) cargadas.

A nadie se le escapa que nuestra aparición en los medios de comunicación como emisora fallera incomodó y mucho a los, hasta entonces, manejadores de la fiesta (que no manipuladores, esto viene después).

Conforme pasa el tiempo me doy cuenta de lo que supusimos y lo que seguimos suponiendo en el panorama de la, cada vez más, globalización informativa.

Las nuevas tecnologías suponen que, justo en el momento que se están produciendo las cosas, ya se sepan. Bien sean vÍa redes sociales, vía móviles, o cualquier otra forma de comunicarse.
Esto se traslada a un mayor conocimiento de lo que pasa por parte de todos.

Nuestra irrupción en la radio, el primer año no supuso gran problema, hay que decirlo. Fue justo un año después, y tras la celebración del primer aniversario que fue ciertamente sorprendente y nos dio una idea de lo que habíamos creado, cuando surgieron los problemas. Bueno, algunos de ellos.

Si, porque varios medios de comunicación que a día de hoy siguen sin hablarme ya lo hacían entonces. Me saludaban y poco más. Ahora ni eso.
Pero otros que no me tragaban mucho, pusieron de manifiesto su total aversión a nuestro trabajo cuando comenzamos a decir “Aquí estamos nosotros”, y dejar claro que nuestras intenciones las teníamos muy claras.

Hay que decir que esto colaboró, más tarde o más temprano, en un fraccionamiento interno que todos conocéis. También supuso una ruptura total de relaciones con gente que hasta entonces eran (o se lo creían) gurús de las fallas.

No estábamos dispuestos a bailar el agua a quienes no nos hacían ni caso y callaban ciertos temas que se estaban produciendo en las fallas y que eran silenciados sistemáticamente por todos. Lo cual no me dejaba de llamar la atención.

Rectifico: un servidor no estaba dispuesto a que sucediera esto, y el que quisiera abandonar la nave que lo hiciera.

Asi pasó. Había quien pensaba que llevarse bien con los otros medios eran un fin, y no un medio. ¡Claro! Con lo que estábamos diciendo a ver como venían determinados medios a nuestra emisora…

Y algunos abandonaron la nave. ¡Perfecto!

Pero esta lucha de 4 años remando contra corriente, este trabajo por contar la verdad que hasta ahora es irrefutable y nadie nos ha podido decir que digamos mentiras, este enfrentamiento con determinados personajes que hemos puesto en evidencia sus malas artes, provoca un desgaste. No lo voy a negar. Sería de tontos.

Tampoco voy a negar que en alguna ocasión haya pensado tirar la toalla y salirme de la información de las fallas.

¿Pero sabéis que me ha hecho recapacitar y retomar la labor a pesar de los obstáculos puestos por algunas personas?

¡Vosotros! Los oyentes.

Si, porque no hay día que no hable con alguien y aplauda nuestro trabajo. No hay entrevista en un casal que la gente me diga cosas y comente algún tema que hemos tratado. No hay retrasmisión que no encontremos algún oyente y nos cuente cosas. Y también esa confidencialidad que se ha creado con muchos de vosotros (más de los que algunos se piensan) que nos dais información o nos ponéis sobre la pista de determinado tema para que investiguemos o hablemos de él.

Hay quien dice: “Os enteráis de todo”.

Y sois vosotros mismos, los oyentes los que nos proporcionáis esa información.

Esto ya nos da fuerza por si mismo. Pero lo unimos a nuestra ilusión renovada este verano con un descanso pleno y total y nos permite volver con las pilas cargadas, muy cargadas y, con menos horas, pero más intensas.

Sabéis que otra actividad que contaré en su momento me hizo dejar la radio fallera y convertirme en un programa fallero en una radio musical.

Esto lo podéis comprobar desde este lunes 5 de septiembre de 2 a 4 de la tarde y de 9 a 11 de la noche en el programa Nuestras Fallas, el primer y único magazín de la radio dedicado exclusivamente a las fallas. más de 1060 programas nos avalan. Y llegar a esta cantidad pienso que en si ya es algo muy importante. No se llega de casualidad y sin trabajar ni luchar.

Amigos, falleros, amigos falleros: volvemos con las PILAS CARGADAS.

¡MUY CARGADAS!

¡Gracias por estar ahí cada día!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada