Bienvenido al blog de Nuestras Fallas.


jueves, 8 de septiembre de 2011

Paracaidistas: Mas papistas que el Papa.

En las fallas llamamos paracaidistas a las que se apuntan a una falla para presentarse por ella en las preselecciones. Bueno, les llamábamos. Ahora, desde que se puso la norma de haber estado el año anterior censada en la falla por la que se presenta esa figura ha desaparecido... creo.

Pues bien. Eso que nosotros hemos criticado en multitud de ocasiones y que, como mucho, suponía que una chica se presentara varios años seguidos cada uno con una falla, también sucede en política.

Os cuento: está previsto que el actual ministro de cultura Angel Gabilondo (hermano de Iñaki Gabilondo, casi na) ocupe el primer o segundo puesto en las listas socialistas de las próximas elecciones por Valencia.

Es decir, un vasco, de San Sebastián se presenta por Valencia sin vivir aquí ni tener nada que ver.
Independientemente que las previsiones sean sacar 6 o menos diputados (está escrito) en las elecciones del día 20-N, la decisión de poner un "paracaidista" en Valencia, (que también se le llama así) no deja de sorprender a mucha gente.

Esto nos da una idea del peso especifico que los políticos socialistas valencianos tienen en el PSOE nacional.

Pero esto no me preocupa. Es problema de ellos al fin y al cabo.

Lo que me llaman la atención es que la medida que hemos tomado los falleros para evitar "paracaidistas" por la que hemos escuchado varias críticas no se escuchen esas mismas críticas ahora en el plano político.

Lo hacemos los falleros, ¡que malos que somos!
Lo hacen los políticos, nadie dice o se atreve a decir nada.

Eso es igual que las farolas y árboles. Si los falleros atamos cuerdas nos denuncian. Los políticos las emplean para sus campañas electorales y no pasa nada.

Yo me pregunto:

¿Somos tontos y mas papistas que el Papa?
¿Es que los políticos aún no han admitido que ciertos derechos de pernada que tenían se están acabando?.

¿O es que los falleros hemos vuelto a dar una lección (nunca reconocidas por los políticos dicho sea de paso) y hemos puesto medida ante hechos que consideramos poco éticos?

Las fallas siempre pagamos, y casi todo antes de quemar la falla.

¿Las instituciones, que están regidas por los políticos, pagan igual que las fallas?

¿Cuando nos van a vender bien estos políticos que tragan con paracaidistas?

Seguiremos opinando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada