Bienvenido al blog de Nuestras Fallas.


martes, 24 de enero de 2012

Posibles agravios comparativos en ciernes.

Dos posibles agravios comparativos se pueden cernir en los próximos días.

Y es que hace tiempo que se habla de donde va y donde no va la Fallera Mayor o que se hace o no se hace en actos institucionales.

Primero, el viernes es la exaltación de la Fallera Mayor de Valencia, Sandra Muñoz, y como es habitual su agrupación, Mercat de Jesús, le enviará una canastilla. Pero ahí viene el problema. Si la envía la agrupación queda fuera una falla del sector, Venezuela-Agustín Sales, que pertenece a la agrupación Jesús. Entonces los presidentes acuerdan enviar una como sector, así entran todas las fallas, y otra como agrupación, que recordamos que es una entidad independiente de JCF aunque la compongan la gran mayoría de fallas del sector.

Pero Junta Central Fallera no le permiten dos canastillas con la excusa del tiempo. Por eso el mosqueo de la agrupación Mercat de Jesús. No se pierde tanto tiempo. Además conociendo las particularidades de las relaciones agrupaciones-sectores no costaría nada dejarla salir. Máxime cuando en otra fallera mayor se recuerda haber recibido una canastilla del sector y otra de otra entidad no registrada como agrupación.

Segundo. El día 18 de febrero la agrupación de la Fallera Mayor de Valencia celebra la exaltación. Lo normal es que ese día se dedique Sandra a estar en la exaltación que el año pasado también era ella protagonista tal y como otros años han hecho las falleras mayores. ¿Dónde está el problema esta vez? Pues que el sector Malvarrosa-Cabañal-Beteró también celebra la exaltación esa tarde y, a pesar de que ellos ya la habrán tenido en la exaltación del Marítimo el día 4 del mismo mes, pues al ser el sector del actual presidente de JCF se temen que no puedan tener a Sandra en todo el acto.

El conjunto está en que esta agrupación no se siente cómoda ni bien considerada en JCF por las continuas pegas que se les ponen cuando se ve que a otras agrupaciones no hay ningún problema en tener no una, si no dos, tres o cuatro veces a las máximas representantes.

Aunque no es la única agrupación que se siente agraviada. El Carmen, el año pasado tenía una componente en la Corte de Honor, Arancha Escudero, y ¡no asistieron a ningún organizado por la agrupación acto en todo el ejercicio! Cuando podemos ver como a otras si que va en más de una ocasión.

Esperemos que la cordura impere y cada una tenga equitativamente a las demás y igualmente que otros años, a las falleras mayores de Valencia.

No criticamos a la delegación de Protocolo. Ellos solo ejecutan lo que se les ordena desde la cúpula. Nada más.

Tampoco criticamos a la cúpula. Solo advertimos, como siempre, del malestar que hay en la calle.

No es una opinión mía.

Es lo que hay, puede gustar más o menos. Pero es así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada