Bienvenido al blog de Nuestras Fallas.


lunes, 23 de abril de 2012

Premios de "Les Lletres Falleres" desde mi punto de vista.


Vaya por delante mi felicitación por el trabajo realizado por unos falleros que han querido aunar distintos premios que se concedían independientemente. Esta felicitación espero que no se olvide durante la exposición de mi punto de vista para que no se saque de contexto ninguna de mis opiniones aunque en un tema tan delicado como este pienso que seguro que tendré que explicar a alguno el sentido de mis palabras escritas aquí.

Digo que vaya por delante mi felicitación porque estoy seguro que el tiempo, esfuerzo y dedicación de todos los que han participado ha sido digno de elogio y, independientemente de algunos factores que ahora detallaré, el acto ha sido preparado con esmero por todos ellos a quienes en su práctica totalidad conozco.

Precisamente esta amistad en mayor o menor medida según de quien se trate, es la que me permite opinar de una forma que espero que se entienda como constructiva. No intentaría desmotivar a personas con las que comparto amistad. Todo lo contrario. Por eso me gustaría separar el “continente” del “contenido”. ¡Vamos! Distinguir lo que se hizo de cómo se hizo.

Lo que se hizo, y en buena parte son los organizadores, me parece muy bien, pues varias fallas se juntan y convocan unos premios para llibrets escritos en el “valenciano normalizado”, el de la AVL o llámese oficial,  pues si se presentan en el “valenciano de la RACV” no se puntuaría porque “presentarían faltas de ortografía”.  
Y ahora es cuando alguien me contesta: “Lo Rat Penat tampoco admite llibrets escritos en el valenciano oficial”.
Y se le puede replicar: “es que el concurso de Lo Rat Penat data de 1903, y entonces no existía la lengua que aplica ahora la AVL, este concurso y esta lengua es nueva”.
Pero mi intención no es utilizar esta opinión para seguir con un debate sobre la lengua valenciana si no ensalzar el trabajo de varios falleros.

Una vez se conceden los premios se prepara una gala y a andar, que así es como se hace camino y, detalles a mejorar como puede ser el tema de la megafonía que dificultaba entender lo que se hablaba desde mitad de salón hacia atrás pero que no se les puede reprochar si no animar para que el año que viene se vea mejorado, la cosa comienza la puesta en escena.

Y es entonces cuando viene lo que veo:

La sátira es sátira cuando va en varias direcciones y no cuando se hacen chistes fáciles sobre temas tan manidos y recurrentes como los que han sido protagonistas en las manifestaciones bajo balcón consistorial que se han organizado en las mascletás estas fallas pasadas siendo otros tema “intocables”.

Está claro que para personas no simpatizantes de estos asuntos, pues poca gracia hacía. Me hubiera reído mejor si también se hubiera satirizado con temas como las camisetas de Oltra, el concejal de Bétera detenido por echar silicona en cerraduras, la indecencia política del alcalde de Burjassot,  los ERES de Andalucía, las gasolineras de Blanco, etc. (¿Qué no son de las fallas estos temas?: Pues ya me dirás que ganar el premio un Tuit “fallero” sobre el Aeropuerto de Castellón…a ver que tiene de fallero)  simplemente si los invitados hubieran hecho gracias sobre temas mas “neutros” o falleros.

De esto saben muchos los monologuistas que participaron el sábado en Alaquás en un festival benéfico que igual se reían de vanaportodas o de nohandejadouna.

Pero bueno. No voy a discutir los premios concedidos pues son muy respetables y no soy quien, ni me considero entendido en la materia para hacerlo. Aunque no deja de llamar la atención que de cinco premios, tres sean para fallas organizadoras de los premios sin entrar en la presunta presión que se hizo desde algún ámbito de la organización para que un jurado cambiase su idea de otro premio concedido a una falla de “fuera” y que provocó que uno de los patrocinadores amenazara con dejarles sin subvención del patrocinio si cambiaban el veredicto, información que me ha venido desde la misma ciudad donde se fallaba el premio.

Para el año que viene, y valga como opinión no como crítica, estaría bien que no estuviera tan politizado unidireccionalmente y que se abrieran los premios de una forma más real, que parece que se han creado unos premios para repartírselos entre ellos. Al menos eso me ha comentado alguno cuando han visto el resultado. Y estoy de acuerdo.

Está claro que cada uno hará lo que quiera. Por eso no aconsejo, solo opino.
¿Qué quieren que siga siendo utilizado por determinado grupo político?
Pues están en su derecho. Cada uno organiza lo que quiere.
Y el que quiera ir que vaya, el que no que no vaya.
El que quiera participar que lo haga y el que no pues que no lo haga.
Y el que quiera leer esto que lo haga y el que no, pues que no lo haga.

Y como he dicho al principio, vaya mi felicitación al que ha participado en la organización porque se lo han currado. 

Apelando a la tolerancia que siempre suelen enarbolar, entiendo que no se enfadarán conmigo y entenderán que lo digo para mejorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada