Bienvenido al blog de Nuestras Fallas.


martes, 28 de enero de 2014

Recordando un hecho sobre el vuelo de las faldas de las cortes.




La exaltación de este fin de semana me ha llevado a recordar un hecho paradójico de la indumentaria oficial:

1. Al finalizar la exaltación infantil del año, creo, 2009, la alcaldesa de Valencia se quejó que las niñas tenían el alçaor con mucho vuelo y al sentarse las niñas se les levantaba la falda. Las niñas no llevaban el alçaor, llevaban otro ahuecador.

2. La alcaldesa cometió un grave error pues se refería al ahuecador, y ella lo llamó alçaor cuando este nombre es de una prenda privada y es un tipo de ahuecador, la marca Alçaor está registrada por Mavimar Tienda.

3. Un periodista de prensa escrita escribió en Las Provincias, lo que dijo la alcaldesa literalmente siendo también erróneo, pues altero la realidad del hecho por ignorancia.

4. Mavimar regalaba a las cortes y FFMM de Valencia un Alçaor a cada una y era un acto oficial.

5. A raíz de aquello le prohibieron a Mavimar regalar los alçaores.

6. Victoria, la dueña de Mavimar, tuvo varias reuniones con Junta para que sacaran a la alcaldesa del error pues los ahuecadores eran de otra marca y no eran alçaores.

7. Los intentos por parte de Junta fueron vanos, o eso le dijeron a Victoria desde Junta. Al final Rita dijo que le dejarán en paz.

8. La desolación de Mavimar era tremenda. Le prohibían regalar el alçaor cuando ella no había tenido nada que ver.

9. A pesar de la prohibición, muchas chicas de las cortes seguían utilizando el alçaor y ahora se lo tenían que comprar ellas por el error del periodista y la alcaldesa.

10. Los ensayos se veían con alçaores. Muchas chicas se sienten más cómodas con el, como otras se siente con otro tipo, vamos.

11. Ahora, se ha nombrado indumentarista oficial al proveedor de los ahuecadores. Así las chicas están obligadas a ponérselos.

Y ahora la paradoja:
"El indumentarista oficial de ahora es el fabricante que sirvió los ahuecadores que se levantaban aquel año!!!"

(Eso si, este indumentarista se escudaba que el sirvió el vuelo que le pidieron, si le hubieran pedido otro el lo hubiera servido. El no tuvo culpa)

Ósea, ahora el oficial es el que sirvió aquellos ahuecadores que la alcaldesa criticó, y Mavimar se ha visto marginada de la indumentaria oficial sin beberlo ni comerlo.

Pienso que se le debe una disculpa oficial a Mavimar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada