Bienvenido al blog de Nuestras Fallas.


domingo, 10 de mayo de 2015

Ciudad Fallera. Ciudad si, fallera... menos.

Esta mañana estaba paseando cerca y me ha inspirado esto ver la foto que ilustra esta entrada del blog.

Ahora que todos los políticos prometen cosas a todo trapo para sacar votos, es bueno hacer historia y recordar cosas sobre la Ciudad Fallera que parece que solo se acuerden de ella cuando es fallas o son elecciones.

Fue en los años 50 cuando la marquesa de Paterna del Campo cedió unos terrenos de su propiedad para agrupar a los artistas diseminados por la ciudad y área metropolitana.

El paso del tiempo ha dado como resultado que este sistema era temporal. Y vemos como apenas 6 décadas después el altruismo de la marquesa ha saltado por los aires.

No se trata de buscar culpables, pero si de ver posibles soluciones.

La situación actual no es otra que las naves están anticuadas y los actuales dueños no están mucho por la labor de adecuarlas.
Los alquileres están muy por encima de lo que se puede ver en otros polígonos y provoca un goteo constante de artistas que encuentran unas naves alejadas de la Ciudad Fallera que les cuesta mucho menos (en algún caso hasta casi 500 euros al mes menos,  ahorro que es  como si contrataran una falla sin necesidad de firmar contrato cada año) añadiendo una funcionalidad mayor de la nave y otro ahorro de luz al no necesitar tener la luz encendida todo el día.

Los dueños actuales ante esta situación se ven abocados a alquilarla a quien sea, aunque no sea artista fallero.

Así vemos diferentes negocios instalados ajenos a las fallas que van haciendo que se pierda el sabor de "Ciudad Fallera" poco a poco. Como el de la foto de arriba.

Si no se pone remedio, en otras pocas décadas asistiremos a un hecho histórico pasado ..."La Ciudad Fallera" un barrio donde hace años albergaba la mayoría de talleres de artistas.
Un símbolo del mundo fallero languidece poco a poco.

¿Opciones?
Primero: voluntad real.
Segundo: Tutelación municipal para que el sentido de la marquesa no se pierda casi definitivamente.
Tercero: Acuerdos con los propietarios para que vuelvan los artistas con ventajas como las que acabo de enumerar, es decir, alquileres mas baratos con adecuación de las naves.

Pero me da que esto es una utopía de las grandes. Ni los propietarios veo que inviertan, ni el Ayuntamiento apoya a la modernización del barrio, ni los artistas ven en la Ciudad Fallera un atractivo para poder desarrollar su arte, más como está ahora la profesión, que este año plantas 8, pero como no tienes el premio que esperas, al año que viene tiene que cerrar taller.

¿Quien le pone el cascabel al gato?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada