Bienvenido al blog de Nuestras Fallas.


sábado, 1 de octubre de 2016

ECOS DE LA FONTENTA. La farsa de las pruebas.

Quisiera acabar con la sombra de duda que siempre se cierne con las cortes de honor hasta el punto que al día siguiente de la elección de este año, una corte de hace mas de 10 años se quejaba, con el apoyo de otras cortesanas, de la amargura que sufre aún actualmente cuando le dicen que salió enchufada.

A ver, las cortes SIEMPRE, SIEMPRE, pero siempre están bien elegidas. Por una sola razón: hay un jurado nombrado de forma reglamentaria que no cuenta con ninguna norma escrita para sacar a quien ellos consideren. Por tanto, nunca nunca se puede reprochar a un jurado que haya sacado a una o a otra. Están todas muy bien sacadas y elegidas. No hay nada que reprochar.

Eso si, voy a decir algo que siempre se piensa, siempre se habla en corrillos y que estoy seguro que muchas de las que no han sido nombradas en su día me darán la razón.

LAS PRUEBAS.

¿Para que sirven las pruebas?

El gran engaño de las elecciones año tras año y la gran farsa año tras año.

Si se hacen pruebas que sirvan para algo. Y si no va a servir, que no se les tome el pelo a las chicas.

Pero el problema básico es que siempre hay un número indeterminado que no superan alguna o muchas de las pruebas y luego salen en contra de otras que si que las superan o sus conocimientos de la fiesta son mínimos con respecto a otras que si que los tienen que tampoco salen.

- Si se hacen supuestos y las que lo hacen muy bien no salen y las que se ponen nerviosas salen ¿que se puede esperar?
- Si se pide puntualidad y siempre hay quien llega tarde (hasta una hora) y luego sale ante las que han llegado puntuales ¿Que se puede pensar?
- Si las formas de hablar o relacionarse en cocktail o en cenas no es la apropiada y luego sale ¿Que indica?
- Si ves que los jurados a algunas apenas se les dirigen y a otras están constantemente pendientes de llas y luego salen ¿que crees tú que piensan las obviadas?

Podría seguir pues esto sucede año tras año. Chicas que ven que van de sobradas y que se saben de antemano en la corte prácticamente... y luego salen aunque no superen las pruebas.

Entonces ¿para que queremos las pruebas?

Las chicas no son tontas y lo saben, lo comentan en casa, en grupos de whatsapp con amigas, en círculos cercano, lo ven claro y luego la elección les da la razón. Esto siembra año tras año de sombras la elección.

Amigas cortesanas de otros años, si os siguen diciendo que estáis enchufadas, la culpa no es vuestra, es del sistema que nadie quiere o se atreve a cambiar.

Muchas salen de La Fonteta con la sensación de que se han reído de ellas, o que las pruebas han servido para seleccionar a 7 u 8 (como mucho), no a todas.

Y si las variantes son otras (inglés, sociabilidad, cercanía, belleza, vestido, maquillaje, un moño...) pues que lo digan antes de someter a las pruebas a las candidatas y no las engañen o intenten utilizar estas variantes para justificar elecciónes sorprendentes.

Y termino igual que he empezado: TODAS SE LO MERECEN Y TODAS ESTÁN MUY BIEN SACADAS.

Por favor, vamos a tomarnos esto mas en serio de una vez... ¿O  no interesa?

¿Sabeis que? Entre ellas, internamente siempre hacen sus quinielas, pero quinielas a favor y en contra. Y cuando en alguna no elegida coinciden casi todas y no sale... por algo es favorita, y por algo no ha salido. A lo mejor no ha tenido nada que ver con las pruebas.

Si se hiciera de otra forma acabaría esa sombra de enchufismo que cada año se genera y no pagarían justas por pecadoras.

Y otra cosita ¿sabéis que se dice en la calle?
Que el año pasado no tenían ni idea de fallas... y este año demasiado.

Y señores del jurado, si os molesta lo que digo, decidmelo a la cara y os diré porque digo todo esto. Y si no me queréis saludar, ya sabéis que estoy acostumbrado a que dejen de saludarme a quienes les digo las verdades a la cara.

¡ENHORABUENA A LAS ELEGIDAS! Es vuestro año, que nada empañe vuestro reinado.
Ni siquiera esto que he escrito aquí. Pues no os identifica para nada a vosotras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada